El sesgo de confirmación es la tendencia a favorecer, buscar o recordar la información que concuerda con las propias creencias.

Este sesgo nos lleva a descartar ideas alternativas o información incoherente con nuestras creencias.

Se trata de una consecuencia de la capacidad limitada que tenemos los humanos para procesar la información. Es un mecanismo que nos permite economizar el esfuerzo cognitivo.

Este sesgo podría relacionarse con la necesidad que muchas veces mostramos de «tener razón». Tendemos a economizar el esfuerzo mental que nos supone comprender e integrar nuevas ideas que nos obligarían a reformular antiguas creencias personales.

De ahí, el fuerte rechazo que muchas veces sentimos ante ciertas ideas o propuestas, pues atenderlas conllevaría un desequilibrio cognitivo que requeriría un esfuerzo mental para restaurar dicho equilibrio, pasando por la revisión y reconstrucción de antiguas ideas y creencias.

Así que este sesgo cognitivo podría tener un reflejo emocional de miedo o rechazo hacia ideas o creencias incoherentes con las nuestras.

Mónica Serrano Muñoz
Psicóloga especializada en Maternidad y Crianza Respetuosa. Crecimiento personal
Formación online de expertas en acompañamiento a la maternidad consciente y la crianza respetuosa
Terapia online