Existe una creencia generalizada sobre que si una persona se siente mal, ya sea emocional o físicamente, es porque algo está haciendo mal en su vida, no va por buen camino o está equivocándose.

Esta falsa creencia nos lleva a negar el malestar, la tristeza, el dolor o la enfermedad, a verlo como algo que no debería ser.

Nos conduce a intentar buscar la manera de hacerlo bien, ir por buen camino en la vida para evitar todo malestar, dolor o enfermedad, haciéndonos creer que la ausencia de malestar es posible, que “lo normal” es una vida sin dolor, sin enfermedad, sin pena.

Sin embargo, el dolor o la pena es tan natural como la alegría, la enfermedad es tan natural como la salud, todo forma parte de la vida. La negación o el intento de huir de ello es lo que nos genera sufrimiento.

La aceptación del malestar, entendiendo aceptación como el acogimiento profundo de lo que esté sucediendo, es el punto de partida para la mejora, el desarrollo o el cambio.

 

Si deseas realizar un trabajo personal que te ayude a lograr una vivencia emocional aceptante, establecer una relación compasiva y cuidadosa contigo misma y tener relaciones menos violentas con los demás, consulta la información de mi nuevo proyecto on-line: Vivencia Emocional Aceptante. Todos los detalles aquí: https://www.psicologiaycrianza.com/vivenciaemocionalaceptante/

Mónica Serrano Muñoz
Psicóloga especializada en Mujer, Maternidad y Crianza Respetuosa, Desarrollo Personal
Col. Núm. M26931
Consulta, terapia, grupos de apoyo, asesoramiento
Directora de la formación Maternidad Feliz – Crianza Respetada
Petición de información en: info@psicologiaycrianza.com