Fotografía: Charo Guijarro

La reducción de las interacciones comunicativas no respetuosas es importante, pero no suficiente. Debe complementarse con el aumento de interacciones positivasrespetuosas y validantes.

Para ello, os propongo este ejercicio vivencial en siete pasos.

1. Detecta y toma conciencia de las cualidades que apreciamos en nuestros hijos.

Tómate un tiempo para pensar atentamente sobre todos los aspectos de tu hijo que te gustan. Seguro que encuentras muchas. Anótalasy dedica un rato a pensar sobre ellas, centrándote en lo bien que te hace sentir su recuerdo.

Formación online. Comunicación respetuosa con los hijos. Herramientas de comunicación empática. 

2. Presta atención a las cualidades que hay en tu lista en la interacción con tus hijos.

Cuando estés con tus hijos, trata de tener presente en tu mente esas cualidades que detectaste y anotaste y trata de identificarlas a lo largo de las interacciones con ellos.

De esta manera, estaremos focalizando la atención en lo positivo y reduciendo la atención de lo negativo.

3. Verbaliza lo mucho que te gustan diversos aspectos de su forma de ser/hacer.

Cuando identifiques, en la interacción con tus hijos, esas cualidades que detectaste y anotaste, verbaliza lo mucho que te gustan, lo bien que te hacen sentir.

Verbalízalas en términos: Me gusta mucho que… /Me encanta cuando… / Me siento muy bien porque…/ etc. De este modo estamos validando sus aptitudes desde lo que nosotras sentimos o pensamos, sin juzgarlo. Estamos expresando nuestro sentimiento u opinión sin emitir juicios de valor sobre la persona.

Evitaremos etiquetas tanto en positivo como en negativo, del tipo eres bueno, eso está bien, etc. y lo expresaremos desde el propio sentir: me gusta, me parece bien, etc.

Formación online. Comunicación respetuosa con los hijos. Herramientas de comunicación empática. 

4. Expresa emociones positivas.

La emoción más positiva que tenemos es el amor. Exprésales tu amor, diles cuánto les quieres todos los días.

Exprésalo, además de con palabras, con besos, abrazos, sonrisas… Transmítele que es un ser importante que merece ser amado.

5. Piensa en cómo te gustaría que otras personas ajenas a ti se comunicasen con tu hijo a lo largo de su vida.

Seguramente, la mayoría de nosotras queremos que a nuestros hijos los traten con amor, respeto, empatía y consideración.

Defínelo en hechos concretos. Trata de definir al menos 10. Este ejemplo os puede facilitar la tarea:

Me gustaría que las amigas de mi hija en el futuro

la hablasen con cariño, 

tuviesen en cuenta sus opiniones, 

se alegrasen de sus logros, 

la consolasen en sus desdichas, 

no la juzgasen ni criticasen, 

valorasen sus propuestas, 

tratasen de complacerla cuando pudiesen, 

la cuidasen cuando lo necesitara, 

fuesen sinceras con ella, 

no la gritasen jamás, 

no la amenazasen con abandonarla, 

se riesen con ella y tratasen de hacerla reír,

cantasen juntas 


Para que nuestros hijos busquen y encuentren ese tipo de relaciones en el futuro, tienen que experimentarlas y asimilar que las merecen. Nosotras somos las que, con nuestra manera de comunicarnos con ellas, podemos ayudarlas a lograr ese tipo de interacciones en su vida.

Por ello, debemos aspirar a comunicarnos con nuestros hijos tal y como hemos detallado en el listado anterior de cómo nos gustaría que se comunicasen con ellos otras personas.

6. Evalúa qué tipo de interacciones comunicativas son las que más bienestar te aportan en tus relaciones.

Piensa qué personas de tu vida son con las que mejor te sientes. Desglosa detalladamente de qué manera os comunicáis. Por ejemplo:

Me encanta comunicarme con Nieves porque:

Nos reímos

Me siento comprendida

Siento que le interesa todo lo que le cuento

Me escucha y recuerda lo que le he contado

Me hace preguntas con interés

Comenta las situaciones que le expongo

Aporta nuevas ideas a lo que le comento

Me consuela

Se alegra de mis éxitos

Expresa lo positivo que percibe en mí

Me demuestra lo mucho que me quiere

Tiene en cuenta mi opinión y mis consejos

(…)

Mónica Serrano Muñoz
Psicóloga especializada en Maternidad y Crianza Respetuosa
Col. Núm. M26931
Consulta presencial (en Madrid) y online.
Petición de cita en: psicologa@bambulah.es 

 Formación online. Comunicación respetuosa con los hijos. Herramientas de comunicación empática. 


7. Ejercita con tus hijos esas formas de interacción que has identificado.

Una vez identificados los aspectos que más valoras en la comunicación, trata de potenciarlos cuando te comuniques con tus hijos.

Los siete pasos de este ejercicio te ayudarán a promover interacciones comunicativas más positivas y respetuosas con tus hijos.

Si quieres recibir herramientas que te permitan mejorar la manera en que te comunicas con tus hijos, recomiendo: 

Formación online. Comunicación respetuosa con los hijos. Herramientas de comunicación empática.