Consulta de una madre a Mónica Serrano:

 

Tengo un hijo de dos años, cuando salimos a él no le gusta caminar, se tira al suelo y no camina. Yo lo regaño, le hablo…le explico que tiene que caminar porque es un niño sano, algunas veces funciona otras (muchas) no, me toca alzarlo y seguir, porque la gente se queda viéndonos cada vez que entra en una rabieta. ¿Qué puedo hacer? 

 

 Respuesta:

Estimada amiga. Te agradezco la confianza depositada en nosotras al realizar tu conducta.
En primer lugar, creo que es interesante que comprendas la naturaleza y función de las rabietas en el desarrollo infantil para que puedas actuar ante ellas de una manera positiva.

www.freedigitalphotos.com

Desde su nacimiento, el niño ha ido generando el vínculo de apego con sus padres que le garantizaba su supervivencia, para lo cual dependía de sus cuidadores para satisfacer sus necesidades más importantes (alimentación, cobijo, afecto…).
Alrededor de los dos años de edad, los niños han alcanzado un nivel de desarrollo evolutivo (lenguaje, motor, cognitivo, social y afectivo) que les permite iniciar su camino hacia la independencia. Ya hay muchas cosas que pueden hacer por sí mismos y su propia naturaleza les motiva a querer ser cada vez más autónomos.
Así, a la edad de tu hijo, los niños están comenzando a adquirir habilidades de autonomía e independencia. Esta adquisición es un proceso largo que durará varios años pero que comienza en torno a los dos años de edad.
En este comienzo, las herramientas de los niños para desarrollar su autonomía e independencia son rudimentarias. Con el tiempo, irá desarrollando estrategias más sofisticadas.
Así, a los dos años de edad, el niño posee una estrategia muy simple para autoafirmarse e ir plasmando su independencia: negar al otro, oponerse. De esta manera, el niño comienza a expresar lo que él no es, puesto que aún no es capaz de expresar lo que es. La diferenciación de los otros por parte de uno mismo es un importante paso para la adquisición de la identidad personal del niño y de su independencia de los demás.
Por lo tanto, el oposicionismo de los niños de estas edades es una estrategia natural de su desarrollo que les permite avanzar hacia formas más sofisticadas de construcción de su identidad personal e independencia.
Cuando los padres no conocen ni comprenden este mecanismo natural de sus hijos surgen los conflictos. El niño se opone y los padres tratan de evitar que se oponga. Entonces aparecen las rabietas, como producto del conflicto interior que le provoca al niño su necesidad de autoafirmación y la incomprensión por parte de sus padres de esa necesidad.
Generalmente, las rabietas comienzan a aparecer hacia los dos años y cesan en torno a los cinco. Éstas forman parte del proceso evolutivo de todos los niños en mayor o menor grado.

Cuanto más empáticos y respetuosos sean los padres con sus hijos, más suaves serán las rabietas.

Así, ante las rabietas, los padres deben actuar atendiendo a algunos consejos:

         Comprendiendo que el niño está actuando en respuesta a una necesidad de su desarrollo, no pretende retar a los padres o tomarlos el pelo.
         Permitiendo que hagan lo que desean para que puedan afirmarse como individuos, siempre y cuando no sean conductas peligrosas.
         Evitando las situaciones que conocemos que propiciará la rabieta si es posible. Todos los padres sabemos en qué situaciones nuestros hijos van a reaccionar de una determinada manera. Esto nos permite, muchas veces, evitar conflictos.
         Dialogando con el niño, explicándole que le comprendemos, pero también contándole lo que deseamos nosotros que haga y dándole alternativas a la rabieta.
         Permaneciendo junto a él cuando se desencadene la rabieta, mostrándole nuestro apoyo emocional, entendiendo su sufrimiento y consolándolo.
De esta manera, en tu caso concreto, lo más recomendable es que le ofrezcas a tu hijo otras opciones cuando no quiera caminar. Si cargarlo en brazos no te viene bien, puedes llevar una sillita de paseo o un portabebés (mochila, mei tai, bandolera…). Así estarás evitando la situación conflictiva. No debes regañarlo por no querer caminar ni pretender que te obedezca. Necesita crecer personal y emocionalmente, y que le permitas decidir a él mismo le ayudará a ello.
Si le enseñas a obedecer siempre y a no conseguir lo que quiere, estarás propiciando una personalidad sumisa. Si le permites decidir, negociar y elegir, estarás propiciando una personalidad asertiva.
Espero que hayas comprendido la explicación sobre la fase de desarrollo que atraviesa tu hijo para poder abordar mejor las situaciones conflictivas que se está produciendo. También espero que mis consejos te sirvan de ayuda para ello y quedo a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees realizarme en la dirección psicologa@bambulah.es.
Te deseo todo lo mejor para el año que va a comenzar.
Con mucho afecto.
Mónica Serrano
Consulta publicada en www.maternidadcontinuum.com

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

9 comentarios en «Rabietas respetadas»

  1. Mónica, muy interesante post. Pero me gustaría que me indicaras como proceder en mi caso en concreto: mi hijo hace unos días que se niega a ir a dormir la siesta. Coge rabietas fuertes si lo obligamos. Pero nosotros vemos que tiene sueño, y realmente tiene, porqué en cuanto nos tumbamos con él se duerme en 5 minutos. Qué podemos hacer en este caso? Dejarlo sin dormir, permitiendo así su elección, aún sabiendo qué eso repercutirá en su estado de ánimo por la tarde? ufff, es una edad tan difícil….
    gracias

    Responder
  2. Yo pase por eso, durante un año, despues deinformarme muy bien, decidi que su bienestar mental, físico y emocional, estan primero, así que cuando se negaba a hacer la siesta, después de intentar de la mejor manera, pues le ponía el límite, le explicaba que es muy importante descansar y cuando rompía en llanto, , simplemente la escuchaba desahogar se, ( nunca le he dejado llorar sola) luego de desahogarse, y patalear, yo le ofrecia mis brazos, y finalmente se dormía.. Así que hay que ser empaticos con los niños, muchas veces lloran por desahogo emocional y liberan tensión por medio del llanto, y es nuestra obligación como padres escucharles ese desahogó emocional, ojalá ponerle nombre a lo q le pasa, tipo, veo q estas enfadado, o frustrado, por que quieres seguir con la actividad y preferirías no dormir, a la vez es muy importante para mi cuidar de ti y de tu bienestar, etc, así va aprendiendo sobre emociones, y le escuchas hasta que finalmente después de una buena llorada, te regala una sonrisa y se duerme! Así que no hay que temer al llanto, sobretodo cuando es para liberar tensión ya sea física o emocional, y siempre debemos salvo guardar su bienestar Sobretodo el emocional, q sabemos tan poco. Espero te haya servido mi sugerencia!
    Si te interesa te puedo sugeriría el libro en el me apoye para afrontar este tema! Bs.

    Responder
  3. Hola, Soy una mamita nueva por aquí pero me han gustdo muchisimo tus post!!

    Me encantaría que me pudieras ayudar con mi hija! Pues te comento:
    Tengo una pequeña que cumplirá proximamente los dos años (en enero de 2014), y estoy en estado de gestacion con 7 meses (la bebe tambien nacera en enero) la relacion de nosotros como padres con la bebe (mariajose) es muy bonita, pero hemos observado que no hace el esfuerzo de hablar, aún no pronuncia dos palabras con sentido y realmente hemos intentado de muchas maneras insistirle pero no ha querido comenzar a hablar y otra cosa que nos perturba un poco es que mariajose no duerme sola, hemos intentado imponerle rutina, horarios, juegos pero ha sido casi imposible que duerma en una cama aparte… Sobre las rabietas hemos comprendido que es su manera de expresar lo que quiere así que le hemos enseñado como "manejar sus emociones" y ha resultado bastante positivo tanto para ella como para nosotros… Pero realmente estamos un poco agotados y preocupados puesto que la hermanita nacera dentro de poco y nos da mucho miedo la reaccion que pueda tomar (muchas personas nos dicen que ariajose va a retrocerder en cuanto al aprendizaje)…

    Te agradeceria infinitamente nos pudieras colaborar con esos temas!

    Responder
  4. Hola, quisiera saber si me podrías ayudar con un asunto, tengo una bebé de 1 año 5meses y casi no me come, pero en realidad casi nada, toma su leche en la mañana y en la noche y aveces hay días que no prueba bocado. Algún consejo . Gracias

    Responder
  5. Los padres ignorantes por lo general optan por azotar a los hijos con el cinturón cuando hacen una rabieta. Eso me parece incorrecto y genera resentimiento.
    ¿Obediencia? Eso se logra con ASERTIVIDAD, no imponiendo las cosas arbitrariamente, así lo que se le enseña es a ser sumiso y a atenerse a una dictadura.

    Responder
  6. hola, estoy ante un problema similar que no estoy pudiendo superar bien, si bien desde su nacimiento buscamos tratarlo en forma respetuosa, me siento agotada ante las rabietas. Mi hijo tiene dos años y 11 meses y cuando uno necesita hacer algo diferente de su deseo, por ejemplo cocinar o ir al baño en lugar de jugar en su pieza, a pesar de que la propuesta sea que el haga las cosas con migo, comienza a gritar desesperadamente diciendo lo que el quiere, llora, grita cada vez mas cerca de la cara o pega para tratar de lograr su objetivo, al decirle que lo entiendo pero que no es posible y explicarle los motivos, comienza a pedirlo por favor de forma amorosa entre un monton de lagrimas y como tengo que seguir firme en mi posicion comienza nuevamente a gritar y asi todo el tiempo. El problema mas grande es que se abrigue, ya que e gusta el frio, pero ya estamos en pleno otoño y esta demaciado elado para que este con ropa liviana, hace escandalos gigantescos y bajo ningun aspecto quiere o se deja abrigar, yo me quedo a su lado ofreciendole abrazarlo o amamantarlo, aunque el se niega y grita y grita y solo grita. empece a optar por evitar salir de la casa pero eso no es sano ni para mi salud mental ni la mia. asi que ya no se que hacer, se me agota la paciencia, pero no estoy de acuerdo con ningun otro tipo de crianza que no contemple el respeto. necesito ayuda y consejos por favor.

    Responder

Deja un comentario

¿Quieres especializarte
en Crianza Respetuosa?
 
¿Eres psicóloga, pedagoga, trabajadora social, matrona, pediatra (etc.) y quieres complementar tu formación profesional para poder acompañar o asesorar a mujeres en su maternidad y crianza desde una perspectiva respetuosa?

¿Quieres, además, realizar un proceso de crecimiento personal desde la maternidad consciente en un pequeño grupo de mujeres con un perfil similar al tuyo?

Si es así, suscríbete aquí y te citaré para una entrevista virtual:

Más populares

Últimos posts

adulta

¿Quién es tu Adulta de Referencia?

El sentimiento de culpa es un sentimiento conectado con nuestra parte más infantil, vulnerable, asustada, que necesita atención y cariño de su adulta de referencia

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué puedo ayudarte?