La romantización de la abnegación en la maternidad es un hecho.

Socialmente se transmite la bondad de la madre abnegada que no tiene tiempo ni para ducharse, como una figura amable, tierna y aceptada.

También se romantiza la figura de la madre imprescindible, cuyo compañero no puede desenvolverse sin ella en la casa y con los niños. Se transmite casi de manera cómica.

Esta romantización de la abnegación de la mujer va calando en la mentalidad y las creencias de todas, promoviendo la normalización del abuso y extenuación de las mujeres.

Esta romantización de la abnegación dificultaba toma de conciencia de este sistema abusivo hacia las mujeres.

Esta romantización nos dirige hacia la abnegación sin protesta, sin rebeldía, sin resistencia.

Mónica Serrano Muñoz

Psicóloga especializada en Maternidad y Crianza

Formación online de expertas en acompañamiento a la maternidad consciente y la crianza respetuosa