Consulta a la psicóloga Mónica Serrano

Buenas tardes Mónica, mi consulta esta relacionada con el sueño de mi bebé.
Tengo un bebe que hace hoy 3 meses, le doy lactancia materna y tengo una cuna colecho que esta pegada a mi cama.
Mi problema esta relacionado con la conciliación del sueño, siempre que mi bebe tiene sueño llora y sólo se duerme en brazos acunándole durante un rato hasta que acaba conciliando el sueño. Cuando le pasamos a la cuna aunque este profundamente dormido se despierta y llora otra vez, mientras le acuno en los momentos en que tarda en conciliar el sueño también llora desesperadamente.
También he probado a que duerma conmigo directamente en la cama pero también llora cuando se despierta, así hasta que le vuelvo a dormir en brazos y como te indico llorando en ocasiones también durante el proceso. Cuando le meto en la cama conmigo tengo que cogerle también en brazos y dormirle antes de echarle, con el pecho en la cama tampoco se duerme.
Únicamente se duerme por sí mismo en el carro de paseo.
Me gusta mucho dormir con él y tener la cuna pegada a mi cama pero me preocupa mucho que no sepa conciliar el sueño y no pueda dormirse por sí mismo, además siempre que le entra sueño se pone muy nervioso y lo pasa muy mal, llora como si le matasen.
Quedo a la espera de tu respuesta,
Muchas gracias Mónica.
http:www.freedigitalphotos.net

Formación on line: 

Sueño infantil, colecho, despertares nocturnos y las emociones de padres e hijos en este proceso evolutivo.

Para más información sobre esta formación, pulsa este enlace 

 Respuesta:

Estimada amiga. Te agradezco que compartas con nosotras tu consulta.
La preocupación que muestras en tu pregunta acerca de la conciliación del sueño de tu bebé es muy interesante y, a la vez, una duda muy frecuente de las madres.
En primer lugar, debes estar tranquila. El hecho de que tu bebé de tres meses no concilie el sueño por sí mismo es completamente normal. Su nivel de madurez neurológica hace que los bebés necesiten apoyo para quedarse dormidos (como mecerlos, tomarlos en brazos, darles el pecho…). Esto no significa que nunca vayan a conseguir conciliar el sueño ellos solos, simplemente necesitan madurar para poder hacerlo.
Además, tu bebé sí se queda dormido él solo en el carro de paseo. Esto también es muy frecuente, pues el movimiento del carro les ayuda a conciliar el sueño.

Muchos padres se preguntan a qué edad los niños comienzan a ser capaces de conciliar el sueño por sí mismos. Pues bien, se estima que el sueño infantil comienza a parecerse al sueño del adulto hacia los 5 ó 6 años. De esta manera, hasta esa edad, es normal que los bebés y los niños necesiten ayuda para conciliar el sueño y experimenten varios despertares nocturnos.

 

Realmente, los adultos también tenemos varios despertares durante la noche, lo que pasa es que volvemos a dormirnos automáticamente y, al día siguiente, no recordamos muchos de ellos. Los niños, sin embargo, no son capaces de volverse a dormir con facilidad. Por ello, sus despertares son más largos y requieren del apoyo del adulto para volver a quedarse dormidos.
Por otra parte, comentas que una vez se ha quedado dormido en tus brazos, si lo dejas en la cuna se despierta. Esto también es normal. La soledad de la cuna es muy desagradable para algunos bebés. Después de 9 meses en constante movimiento dentro del útero, el estar en un objeto estático e inerte es difícil para el bebé, que no conoce ese tipo de ambiente de quietud y silencio y, por ello, lo rechaza.
Algunos expertos hablan de que los 9 primeros meses de vida del bebé son un período de exterogestación, en el que el bebé necesita estar en un ambiente similar al intrauterino: en contacto permanente con su madre. Basándonos en esta idea, es del todo comprensible que el bebé no quiera estar en la cuna. Sin embargo, en el carro es más fácil que se queden por el movimiento relajante del mismo.
Por otra parte, el tema del llanto de tu bebé para dormirse es interesante. Puede estar sucediendo que el bebé llegue al momento de querer dormirse muy cansado.
Durante el primer trimestre de vida, el sueño del bebé es muy desorganizado. Sin embargo, pasado el tercer mes, la secuencia de sueño del bebé es más organizada y, por tanto, predecible. Es importante que observes la secuencia de sueño diaria de tu bebé, para poder anticiparte al momento de sueño. Es decir, puedes intentar controlar las horas a las que suele querer dormirse para llevarlo a dormir (o comenzar a mecerlo en tus brazos) antes de que le invada el cansancio.
Al contrario de lo que puede parecer a simple vista, cuando un bebé está muy cansado, le cuesta más conciliar el sueño. Esto, además, le hace estar más irritable, nervioso e incómodo. Por ello es importante que evites que intente dormirse cuando ya está muy cansado.
Por último, recordar que el sueño es un proceso evolutivo que requiere de una madurez que se alcanza paulatinamente a lo largo de la primera infancia. Los niños necesitan sentirse apoyados y acompañados a lo largo de este proceso. La lactancia materna y el colecho contribuyen a la evolución natural del sueño infantil. Así, es recomendable que continúes amamantando a tu bebé y durmiendo con él.
Espero que mi respuesta te sea de ayuda. Si necesitas consultarme algo más, quedo a tu disposición en la dirección psicologa@bambulah.es.
Un abrazo fuerte,
Mónica