En diversos estudios se ha encontrado que los niveles de felicidad de las personas dependen de tres factores en diversas proporciones:

 

En primer lugar, un 50% de nuestros niveles de felicidad percibida dependen de nuestra predisposición genética.

 

Otro 10% dependen de las circunstanciasexternas.

 

El 40% restante depende de nuestra voluntad, de nuestro propio esfuerzo.

 

Así, nos encontramos ante un 60% de los niveles de felicidad sobre lo que poco podemos hacer, pues la genética es invariable y las circunstancias, muchas veces, no dependen de nosotros.

 

¡¡¡Pero tenemos un 40% que depende de nuestra voluntad y esfuerzo!!!

 

Este 40% sí depende de nosotros, de nuestro trabajo personal conscientepara incrementar nuestros niveles de felicidad. Al ser un trabajo consciente, puede aprenderse, puede entrenarse.

 

Por lo tanto, somos dueñas del 40% de nuestro nivel de felicidad y, con este 40%, podemos hacer lo que queramos.

 

Por ello, te invito a que lo trabajemos juntas y, a su vez, aprendamos a enseñar a nuestros hijos a potenciarlo. ¿Te apetece?

 

Si es así, no dudes en pedirme información personalizada a través del correo info@psicologiaycrianza.com o consultar la información detallada en https://www.psicologiaycrianza.com/maternidad-feliz-crianza-respetada/