Cuando tu hijo empieza a pegar(te)

Consulta:

 
Muchas gracias por ayudarme con mi problema. Estoy agobiada porque mi hijo de 3 años a veces me pega.
Hace dos meses que he tenido un bebé y aunque no parece que tenga celos, sí hace poco que ha empezado a enfadarse mucho, por muchas cosas y a veces se enfada tanto que me pega.
A su padre no se lo hace y claro me dice que es porque yo lo malcrío y que debería darle un cachete para que sepa que eso no se hace.
Yo no quiero pegarle, nunca lo he hecho y no voy a empezar ahora.
Lo he intentado todo, enfadarme con él, decirle que me hace daño, irme de la habitación…una vez le grité mucho y luego me sentí fatal ¿qué puedo hacer?
 

Respuesta:

 
 
Estimada amiga. Te agradezco la confianza depositada en nosotras al hacernos tu consulta.
Lo que comentas de tu hijo (los enfados, pegar…) son señales externas de un problema interno. Estos comportamientos de tu hijo están expresando que tiene malestar a nivel emocional. Puede deberse al nacimiento de su hermano o a otro motivo.
 
Lo que está claro es que tu hijo está experimentando una serie de emociones que exterioriza relacionadas con la ira.
 
 
 
Verdaderamente, como padres, debemos ofrecer un espacio y permitir la expresión de emociones no hedónicas (tristeza, rabia, celos, miedo, frustración…) de nuestros hijos. Muchas veces, los adultos desvalorizamos las emociones de los niños y tratamos de negar o impedir que tengan emociones displacenteras.
 
Como toda persona, los niños experimentan emociones displacenterasy los adultos debemos adoptar una mirada empática y comprensiva hacia estas emociones de nuestros hijos.
 
De esta manera, cuando comprendemos el malestar emocional de los niños, somos más capaces de acompañarles en su proceso, darles apoyo y contención, permitirles expresarse y canalizar este tipo de emociones.
 
No obstante, los padres tenemos que enseñar a nuestros hijos a expresar sus emociones negativas de una manera adecuada.
 
Es obvio que las conductas agresivas (pegar, insultar…) o potencialmente peligrosas no pueden permitirse.
Cuando tu hijo te pegue, debes darle una explicación breve y sencilla de que no debe hacer eso. Por ejemplo, decirle: eso no me gusta, me haces daño. Además de esta explicación, es muy importante que le enseñes una alternativa a este comportamiento. Cuando el niño esté ya más tranquilo, puedes decirle que cuando se enfade te diga: estoy muy enfadado, o estoy triste, por ejemplo. Así le estás enseñando una alternativa a pegar.
 
De esta manera, además, le estarás enseñando a verbalizar sus emociones, a ponerle palabras a lo que siente. Es importante que crees espacios de diálogo en el que el niño pueda contar con palabras lo que le sucede. Puedes inventar cuentos en los que el protagonista habla de sus emociones. Esto le ayudará a desarrollar su expresión verbal.
 
Por otra parte, es esencial tener en cuenta que los niños aprenden observando e imitando principalmente. Por ello es muy importante que no vea comportamientos agresivos en las personas de su entorno.
 
No debéis responder nunca con un cachete, ya que si vosotros pegáis, estaréis legitimando con vuestros actos esta conducta.
 
Del mismo modo, debe evitarse la exposición del niño a otro tipo de conductas agresivas, como tonos de voz amenazantes, gritos o insultos, en la medida de lo posible. Por ejemplo, en la televisión es muy común que aparezcan estas actitudes. Sería positivo evitar que el niño viese contenidos televisivos de esta índole.
 
Por último, para evitar el comportamiento agresivo de tu hijo en el momento en el que éste se produce, es eficaz la distracción: tratar de distraer su atención a otro estímulo para que la conducta cese, siempre después de haberle dado la explicación (no me gusta, por ejemplo), que te comentaba anteriormente.
 
Los castigos y las reprimendas no tienen mucho sentido para resolver este tipo de conflictos, Es más beneficioso el acompañamiento y la comprensión, junto con la breve explicación y el trabajo de expresión verbal de las emociones.
 
Asimismo, es esencial reflexionar sobre qué necesidad emocional no cubierta está provocando el malestar (y su exteriorización a través de la ira y la agresividad) para poder dar respuesta a dicha necesidad una vez que se haya detectado.
 
En fin, espero que mi respuesta te haya sido de utilidad y si necesitas más información o alguna aclaración, no dudes en contactar conmigo en la dirección de correo psicologa@bambulah.es.
Un abrazo,

Mónica.

Taller online: Mi hijo (me) pega: ¿cómo lo gestiono?
Para más información sobre el taller, pulsa este enlace
 
Consulta publicada en la web www.maternidadcontunuum.com

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

8 comentarios en «Cuando tu hijo empieza a pegar(te)»

  1. Hola!
    Los celos son un sentimiento que para un pequeño son muy difíciles de identificar, cuando nace un hermanito experimentan el mismo sentimiento que experimentamos si vemos a nuestra pareja con otro. Ese enfado seguramente es el producto de un sentimiento nuevo para él que no sabe expresar. Cuando te pega, como te ha contestado Mónica dile que te hace daño,que no te gusta, bájate a su altura y mírale a los ojos.
    También te aconsejo tener un rato para tu hijo mayor sin el bebé, hazle cantarroñas y dile lo mucho que le quieres.
    Saludos!!

    Responder
  2. Hola! Yo tengo una niña de dos años y tres meses que nos pega a veces cuando no le dejamos salirse con la suya…. No creo q le causemos un trauma cuando no le dejo bajar de su silla del coche o cosas así….pero la verdad es que me preocupa y no se como atajarlo…

    Responder
  3. Estimada amiga. Entiendo que te preocupe el hecho de que tu hija reaccione con agresividad cuando no consigue lo que desea. Si quieres que responda a tu caso, escríbeme a psicologa@bambulah.es dándome una información lo más completa posible y responderé a tu consulta, compartiendo mi respuesta en el blog para que otros padres en tu misma situación puedan leerla.
    Un abrazo,
    Mónica Serrano

    Responder
  4. hola monica, tengo un niño de 4 años de edad y en clase pega, sus coompañeros de clase me lo dicen y ya no se k hacer para atajar este problema, pork me da miedo k mas adelante se vaya a kedar solo. muchas gracias

    Responder
  5. Hola Monica Cerrano, tengo una niña de 2 años y es buena niña. Cuando esta papa en casa parece q no estoy yo como mi esposo trabaja me imagino q lo extraña y Tengo una amiga q tiene una niña q va a cuaplir en septiembre 2 años y tiene un niño q va a cumplir 4 pero el niño le pega, patea y empuja a su hermana y la mama como si nada o lo mismo hace con mi hija y los dos la niña y el niño. Claro cuando mi hija se enfada les pega pero no sabe defenderse x q a nadie mira ni tiene un modelo a seguir y cuando eso pasa d q la persiguen y asi mi hija grita mama o si no yo ando detras d ella mirando q no le hagan nada. Pero x q la mama no le dice nada es lo q me da coraje. Parece q no le importara.

    Responder
  6. Buenas noches,

    Tengo una hija de cuatro años que ha cambiado su actitud tranquila por arañazos y gritos, En casa intentamos educar des de el respeto y sin gritos, No tengo ni idea que le esta pasando para que desencadene unos enfados tan agresivos.

    Es una niña de la cual puedo hacerme cargo yo porque no trabajo, y su padre a las cuatro ya esta en casa. es una niña mimada , pero no consentida, tiene limites.
    no se como ayudarla, tal vez usted pude orientarme. Muchas gracias

    Responder
  7. Hola. Tengo un niño de tres años. Últimamente ha comenzado a pegar mucho a otros niños. Ni siquiera dura media hora jugando sin pelear, enojarse o pegar. Lo hablamos y le explicamos que pegar novedades la solución pero no hay forma de que lo entienda. Que podría hacer? Muchas gracias

    Responder

Deja un comentario

¿Quieres especializarte
en Crianza Respetuosa?
 
¿Eres psicóloga, pedagoga, trabajadora social, matrona, pediatra (etc.) y quieres complementar tu formación profesional para poder acompañar o asesorar a mujeres en su maternidad y crianza desde una perspectiva respetuosa?

¿Quieres, además, realizar un proceso de crecimiento personal desde la maternidad consciente en un pequeño grupo de mujeres con un perfil similar al tuyo?

Si es así, suscríbete aquí y te citaré para una entrevista virtual:

Más populares

Últimos posts

adulta

¿Quién es tu Adulta de Referencia?

El sentimiento de culpa es un sentimiento conectado con nuestra parte más infantil, vulnerable, asustada, que necesita atención y cariño de su adulta de referencia

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué puedo ayudarte?