Nueve consejos para poner límites sin gritar ni amenazar

  Una de las situaciones en las que más frecuentemente perdemos el respetoen la comunicación con nuestros hijos es cuando tenemos que establecer un límite o responder con una negativa a una petición.     Casi de manera automática, subimos el volumen de la voz y nuestro tono empeora cuando de establecer un límite se trata. Frases del tipo: “No pegues a tu hermano”, “No puedes subirte ahí”, “Te tienes ir a la cama”, “Debes vestirte ya”… se dicen, muchas veces, con gritos y desprecio, con tono de amenaza. ¿Os veis reflejados?     Esto parte de la idea de … Sigue leyendo Nueve consejos para poner límites sin gritar ni amenazar