Seguramente, a todas nosotras, de niñas, nos han reprochado alguna vez el hecho de que quisiéramos “salirnos con la nuestra”.

 
La imagen del niño que siempre quiere salirse con la suya ha ido asociada, tradicionalmente, a etiquetas descalificantes del tipo “egoista”, “caprichoso”, “mimado”, “consentido” o “pequeño tirano”.
 
Sin embargo, “salirse con la suya” significa lograr los propios objetivos. Y lograr los propios objetivos se asocia a motivación, capacidad de esfuerzo, sensación de eficacia, autoestima positiva…
 
Resulta paradójico el hecho de que se descalifique al niño que desea salirse con la suya (lograr sus objetivos) pero se pretenda que este mismo niño tenga una elevada motivación, capacidad de esfurzo, sensación de eficacia, autoestima positiva…
 

Y es que, a veces, los objetivos de los niños entran en conflicto con los objetivos de los adultos. Veáse, por ejemplo, la situación del adulto que quiere que su hijo se vaya a la cama y el niño desea seguir jugando o el adulto que quiere que su hijo se abriue para que no se resfríe y el niño que no tiene frío y quiere ir en mangas de camisa.

Sin embargo, el hecho de que los niños deseen salirse con la suya, traten de lograr sus objetivos no es negativo per se. Por el contrario, es una actitud positiva y empoderante. 

Por todo esto, es importante que positivicemos la manera en que interpretamos el hecho de que los niños quieran lograr sus objetivos, independientemente de qué se trate el objetivo, adoptando una perspectiva que valore esta actitud y valide el derecho del niño a desear salirse con la suya.

Es esencial que diferenciemos el hecho de que el niño quiera lograr su objetivo del hecho de que su objetivo entre en conflicto con el nuestro. En este segundo caso, tendremos que buscar la manera de resolver el conflicto de intereses, pero no negar el derecho y la validez de que el niño persiga su objetivo.

Mónica Serrano Muñoz

Psicóloga especializada en Maternidad y Crianza Respetuosa. Crecimiento personal. Acompañamiento en momentos de cambio y crisis.
 
Col. Núm. M26931 

 
Consulta presencial (en Madrid) y online.

 
Petición de cita en: info@psicologiaycrianza.com o en el número  636 864 379.