Hola Mónica;

 

Tengo un hijo de 18 meses. Solo se sabe dormir en mi pecho. Y te digo, sabe, porque creo que es así, en muchas ocasiones tiene muchísimo sueño pero no se duerme hasta que yo llego. Yo trabajo de 8 a 3 y cerca de casa.

 

Para mí no es un problema, ni me cuesta dormirlo en brazos al pecho.(No tengo mas hijos).

 

Si un día me retraso, o el tiene mas sueño, esta mal, quejándose, lloriqueando hasta que yo llego. Su padre, o su cuidadora, intentan dormirlo, pero no consiguen que se concilie el sueño.

 

Hasta hace poco, a veces, y si tenía mucho sueño, se dormía en brazos de otra persona  o en su carrito.

 

Tuvimos unos días  en que no se despertó ninguna vez, a veces, una vez y ahora  varias  veces, lo pongo un segundo al pecho y se vuelve  a dormir, otras veces parece que tiene calor , porque empieza a destaparse o que tiene sed.

 

Me gustaría que me orientases sobre qué rutina o que hacer para intentar que se duerma un poquito mas temprano por la noche, y si es correcta su rutina, y por otra parte, si podría hacer algo para que se durmiera con otra persona.

 

No creo que saque apenas leche. El no usa chupete desde que tenia unos 6 meses. 

 

El fin de semana, que estoy con él las 24 horas, me busca pecho constantemente.

 

Muchas gracias, Saludos.

 

Formación on line: 

Sueño infantil, colecho, despertares nocturnos y las emociones de padres e hijos en este proceso evolutivo.

Para más información sobre esta formación, pulsa este enlace 

 

Estimada amiga. Te agradezco que recurras a mí para resolver tus dudas.

 

En primer lugar, comentarte que, según me indicas en tu consulta, tu hijo está durmiendo una media de, aproximadamente, 12 horas diarias (10 horas de noche, 2 de siesta). Esto es unacantidad adecuada de tiempo de sueño para su edad.

 

Por otra parte, comentas que el niño se despierta contento, lo cual indica que la calidad del sueño también es adecuada; es decir, que se despierta descansado.

 

En este sentido, parece que el sueño de tu hijo, en cuanto a cantidad y calidad, es el apropiado.

 

En cuanto a los horarios que comentas, tu hijo se acuesta tarde y se despierta tarde. Muchas veces nos resulta preocupante, como padres, que nuestros hijos pequeños se acuesten tarde. Parece que todos los niños debiesen irse a la cama temprano para que su descanso fuese el adecuado.

 

Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Está demostrado que los biorritmos de cada persona son diferentes y que hay niños que necesitan, de manera natural, dormirse pronto y suelen despertarse más pronto y otros, por el contrario, necesitan dormirse más tarde y levantarse más tarde.

 

Como afirma la bióloga María Berrozpe, el reloj interno de cada persona es algo difícilmente modificable y diferente en cada persona, por lo que el hecho de ser de las personas madrugadoras o trasnochadoras sólo dependería de factores innatos. 

 

Así pues, resulta una evidencia que hay niños cuya tendencia innata, natural, es a acostarse más tarde y levantarse también más tarde. Esto no indica ningún tipo de problema de sueño, es simplemente una tendencia natural de tu hijo.

 

Por ello, te recomiendo que respetes este ritmo de tu hijo, marcado por su reloj interno. Si no hay una necesidad externa que obligue a cambiar sus horarios (el inicio de la escolarización suele ser la más frecuente), es beneficioso que se permita al niño descansar en el horario que naturalmente le es más beneficioso.

 

Por otra parte, comentas que, últimamente, tu hijo sólo concilia el sueño mamando. No obstante, hace unos meses conseguía, a veces, dormirse acunado en brazos de una persona o en su carrito.

 

Posiblemente, tu hijo está experimentando un sueño más alterado debido a algunas experiencias y situaciones que vive durante el día y por eso necesita que seas tú quien esté con él para dormirse (succionando el pecho). No obstante, volverá a poder dormirse con otras personas, es cuestión de tiempo.

 

A estas edades (18 meses), los niños experimentan muchos aprendizajes cada día, su desarrollo es muy rápido a todos los niveles y se enfrentan a situaciones novedosas cada día. Esto hace que el sueño en esta etapa sea un sueño alterado y puede explicar por qué tu hijo está atravesando una fase en la que sólo logra conciliar el sueño en tu pecho.

 

Esta característica del sueño de los niños de la edad de tu hijo, la de ser un sueño más alterado, explica también la existencia de varios despertares nocturnos durante la noche. Para favorecer un sueño más tranquilo es recomendable continuar amamantando al niño durante la noche y fomentando un ambiente relajado a lo largo del día.

 

Con todo esto, espero haber resuelto tus dudas y quedo a tu disposición para cualquier aclaración que necesites.

 

Un fuerte abrazo,

 

Mónica Serrano

Para concertar los servicios de asesoramiento psicológico y/o acompañamiento emocional de Mónica Serrano, consulta la información necesaria aquí


Artículos relacionados: